Tratamiento Erosión Corneal Recidivante

Una erosión corneal consiste en una rotura del epitelio corneal, la parte más anterior de la superficie corneal, bien de forma traumática o por otro mecanismo. Una vez que se produce una erosión corneal la cicatrización puede producirse de una forma anómala que haga que el tejido regenerado pueda tender a romperse en ocasiones sucesivas.

    He leído y acepto la Política de Privacidad

    ¿Causas de la Erosión Corneal Recidivante?

    La mayoría de las erosiones corneales recidivantes se producen tras un primer episodio de erosión corneal posiblemente postraumática, que puede ser tiempo atrás, normalmente producidas por uñas o materia vegetal. Algunas distrofias corneales que afectan a la zona anterior corneal también pueden ser causas de erosiones corneales recidivantes.

    erosión corneal recidivante tratamiento
    Síntomas de la Erosión Corneal

    Síntomas de la Erosión Corneal Recidivante

    En el momento de la apertura de la erosión el paciente suele verse afectado por un intenso dolor ocular, asociado a enrojecimiento, lagrimeo e intensa fotofobia.

    Tratamiento de la Erosión Corneal Recidivante

    El tratamiento de una erosión corneal se basa en la aplicación de lágrimas artificiales y pomadas lubricantes para favorecer la correcta epitelización de la misma, asociado al uso de algunos antibióticos tópicos y otros fármacos para disminuir el dolor en el episodio agudo.

    En caso de falta de cierre completo de la erosión tras el uso de diversos fármacos asignados por su oftalmólogo podría precisar el trasplante de una membrana amniótica para el cierre del mismo si se genera un defecto epitelial persistente. En casos determinados de numerosas repeticiones de la erosión sufrida a lo largo del tiempo podrían valorarse algunas técnicas más invasivas como las micropunciones de la superficie corneal para disminuir el número de recidivas.

    tratamiento erosión corneal recidivante

    Pronóstico de la Erosión Corneal Recidivante

    En general las erosiones corneales suelen cerrar bien y curar con el tratamiento médico, si bien el riesgo de recidiva está presente y en algunos casos precisa del tratamiento continuado para evitar la aparición de nuevos brotes. En el caso de no generar una cicatriz corneal tras la resolución del cuadro la recuperación visual completa suele ser muy satisfactoria.

    ¿Quieres más información?

    Ponte en contacto con nosotros sin compromiso a través del formulario de contacto